lunes, 24 de octubre de 2016

Duelo gestacional

Este mes es el mes del duelo gestacional y perinatal y lo cierto es que, aunque me ha costado encontrar un momento, no podía dejar que se escapase este mes sin hablar del tema.

Creo que esta foto de "era en abril" lo dice todo.


Por desgracia, en  España, la muerte sigue siendo un tema tabú para muchas personas. Cuantas veces habremos oído explicarle a un niño que una persona cercana ha fallecido como que esta dormido o que se ha ido al cielo. Que no me meto con las creencias de nadie, que se lo podemos explicar desde el punto de vista que queramos pero hay que explicar a ese niño que esa persona no va a volver, que si está en el cielo nos verá desde allí pero no podrá bajar. Lo del duelo infantil os lo explicaba en este otro post. También he oído como le decían a una mujer que se acababa de quedar viuda, en el velatorio de su marido, que aún era joven y que puede rehacer su vida.

El caso es que nos cuesta mucho ver que otra persona esta triste y asumir que lo mejor para ella es precisamente eso, estar triste. Y si encima, el duelo se debe a una persona que no vivió fuera de su madre o que lo hizo durante un periodo de tiempo muy breve, entonces si que nadie entiende nada porque al final, por qué vas a llorar por alguien a quien no conoces apenas? Pues por una sencilla razón, porque desde el día en que el test de embarazo fue positivo, esa persona ha sido mi hijo/a y eso es así le pese a quien le pese.

En mi caso, hace ya casi 3 años que perdí mi primer embarazo, fue en una visita de rutina, la primera de hecho, me hicieron una ecografía y vieron que no había latido. Lo comprobaron después de un rato (y un zumo después) y nada de nada. Fue así de simple, no hubo sangrado ni ningún otro síntoma. La ginecóloga me expuso las opciones y me decidí por un legrado que en aquel momento me pareció la mejor idea (creo que si volviese a pasarme escogería otra cosa pero no me arrepiento de aquella elección).

Esto sucedió un 11 de Diciembre lo que significa que durante las fechas navideñas tuve que soportar las reuniones familiares con las consecuencias preocupaciones sobre el útero de la mujer recién casada. También he de decir que a los pocos días del diagnóstico y el legrado (me lo hicieron el mismo día) murió mi abuelo. Era una muerte esperada pero no por ello menos dolorosa aunque debo admitir que en mi caso, como era una persona "real" (es decir que había vivido en el exterior de un útero) pude llorar por los dos sin que nadie me hiciese demasiadas preguntas (porque claro, lloraba por mi abuelo).

A pesar de esto, me considero una persona afortunada. No por haber perdido a mi bebé por supuesto pero sí porque tuve a personas a mi lado que entendieron mi situación y me permitieron vivir mi duelo. He oído historias increíbles sobre médicos en estas situaciones y yo misma he sufrido el poco tacto de algún médico pero la ginecóloga que me atendió, me hizo incorporarme y me toco el brazo para darme la mala noticia, me dijo que quizá el embarazo no saliese adelante. Más tarde, cuando se confirmó, fue la primera que me dijo que fuese a casa para poder asimilar la noticia (estaba en shock y lo supo ver) y que llorase todo lo que necesitase. En mi segundo embarazo, el primer control fue para mi un momento difícil y esta misma ginecóloga que me atendió lo supo al instante y se mostró muy comprensiva.

Me siento afortunada porque mi marido, mi madre, mi hermana y alguna amiga (tampoco puedo decir muchas) me entendieron y me apoyaron tanto en el duelo por la pérdida como en los nervios y miedos durante mi nuevo embarazo.

Creo que poco a poco somos más conscientes de que las perdidas durante el embarazo y al poco tiempo del nacimiento requieren un duelo aunque por desgracia, sigue habiendo mucho silencio alrededor de una pareja que ha sufrido una pérdida porque claro, "hay que evitar el tema". Lo siento pero esto no es así, si la persona quiere hablar del tema, lo mejor es dejar que explique y os diré una cosa, el lenguaje no verbal en estos casos es más importante que el verbal. Un abrazo puede ayudar mucho sobre todo si lo comparamos con un "no te preocupes" "eres joven y podrás tener más"...

Así que la próxima vez que alguien os diga que perdió a su bebé durante el embarazo o a los pocos días de nacer probad lo siguiente: decid "lo siento mucho", abrazad si tenéis confianza suficiente y preguntad "¿Cómo estas tu?" y si no es demasiado pedir, escuchad lo que os dicen, que aunque para vosotros la persona que a muerto seguramente no significaba nada, para la persona que tenéis delante era alguien muy amado.

Iba a hablaros de lo que pasa con el tiempo pero creo que lo dejaré para otro post que este me parece que ya me ha quedado suficientemente largo.

8 comentarios:

  1. Como te entiendo---el otro día mi mamá dijo en la cena que quien tiene Fé en Dios no llora....Yo quedé muda y no supe que decir..... Las personas no saben el daño que hacen sus palabras....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que te quedases muda teniendo en cuenta de quien venia el comentario (encima). Creo sinceramente que solo una parte my equeña de estos comentarios pueden tener algo de maldad pero es cierto que, tengan o no maldad, duelen igual. Por eso es importante que nos ayudemos entre nosotras y que expliquemos que nuestros hijos eran personas reales y que su muerte nos duele. De esta manera intentaremos que cada vez más personas sean conscientes de esta realidad.
      Muchos ánimos con tu duelo y no haas caso, llora lo que necesites que lo que no sueltes se queda en tu interior y sale en el momento menos pensado. Si necesitas hablar, puedes escribirme sin problemas ;)

      Eliminar
  2. Una situación muy dolorosa que deja un vacío enorme. Siento mucho que además coincidiera con la pérdida de tu abuelo. La única parte positiva es que te topaste con una ginecóloga que es antetodo una persona con sentimientos. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en ese sentido tube mucha suerte porque me ayudó mucho incluso en la primera visita de mi segundo embarazo. Aún así he de decir que también me encontre con algun individuo del personal sanitario que no lo veia igual y que incluso echo bronca a mi madre porque decia que me hacía llorar. En fin, prefiero centrarme en la esperanza de que hay gente que entiende nuestro dolor.

      Eliminar
  3. Es súper difícil. Yo he tenido algunos microabortos, esos embarazos tan precoces que ni te enteras, a los pocos dís de retraso coge y viene la regla. Me pasa siempre antes de quedarme embarazada. No sé por qué pero tampoco quiero comerme la cabeza. Y la verdad que duele porque dices ay qué hubiera sido del bebé si hubiese seguido su curso, pero me contento con los que tengo y no me pongo a pensar mucho en eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estaba intentando quedarme embarazada de I, también tuve yn microaborto. Acababa de pasar el aborto y estaba super tenta a cualquier retraso. Estuve 1 seana que parecia que si, luego sangraba poquito, luego paraba,... fue una experiencia bastante dura la verdad aunque preferí no pensar si quiera en lo que significaba así que solo asumí que ese es no sería y ya esta.
      Todos los tipos de aborto son muy duros. Unos por unas razones y otros por otras pero hemos de darlos a conocer y esperemos que poco a poco, cada vez haya más gente que nos entienda.

      Eliminar
  4. Como sabes perdí a mi hija en el parto hace ya siete meses. Están siendo tiempos difíciles para toda la familia, como bien dices la falta de tacto y el que el tema sea tabú ayudan muy poquito, pero aun ayuda menos que nos estén preguntando constantemente cuando iremos a por otro, que cambien de tema cuando la nombro, o que me digan que "eso ya se olvidó"... Quizás entre todos consigamos algún día que se reconozca nuestro duelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que encima que la gente no haga más que preguntarte cuándo vas a intentar ir a por otro o que te animen a hacerlo, no deja de ser una evidencia más de que no entienden el dolor que sentimos. Encima, ni siquiera parece pasarles por la cabeza que quizá ya lo estas intentando pero que no lo consigues o que quieres ponerte a ello pero los médicos no lo recomiendan (se que además tu caso va por aquí).
      Siempre te lo digo pero lo repito: un abrazo muy grande y si necesitas hablar y desahogarte ya sabes ;)
      P.D. Nosotros hablamos de nuestro primer embarazo si sale el tema y a quien no le guste que se tape los oídos pero es nuestro pequeño granito de arena.

      Eliminar