lunes, 12 de septiembre de 2016

Diestra o zurda, ¿Y qué más da?



Hace semanas que nos pasa una cosa bastante curiosa con nuestra hija y es que hay varias personas a nuestro alrededor que se han propuesto analizar a nuestra hija para saber si es diestra o zurda. Entiendo como educadora lo importante que es saber si un niño utiliza más y con mayor habilidad su mano derecha o su mano izquierda ya que si no, podemos perjudicar el aprendizaje del niñ@. Hasta aquí, todo bien. El tema es que mi hija tiene 13 meses así que lo normal a su edad es que utilice las dos manos de forma indiferente y, en cualquier caso, qué importa?

Podría entender que en la guardería observen si hay alguna predominancia de una de sus manos pero no entiendo el interés del resto de personas. No hace falta analizar si la niña coge la cuchara más con la mano derecha o izquierda, ni mirar si lanza la pelota con una u otra, ni ver con que mano se coge para incorporarse,... Además, hemos de tener en cuenta que hasta los 3-4 años no se empieza a definir la predominancia así que es absurdo intentar averiguar a día de hoy, si será diestra o zurda.

Aún así, a parte de facilitar su desarrollo una vez se vea una predominancia, no creo que sea de mucha importancia si es diestra o zurda. Por suerte, ya hemos pasado aquella época en que en España se consideraba que los zurdos eran malos y se intentaban "curar" así que si la niña es zurda, ya lo veremos.

Voy a explicaros cuatro pinceladas de mi situación familiar en cuanto a este aspecto para que entendáis un poco porqué considero que es un tema en el que no hemos de exagerar tanto:


  • Mi padre: El sí que tuvo la desgracia de ser zurdo en una época en que esto se consideraba malo y tuvieron la gentileza de hacerselo notar a palos (ya sabéis la estupenda educación Española durante el franquismo). Además, se rompió el brazo izquierdo en 3 partes por lo que al final, tuvo que adaptarse y aprender a escribir con la mano derecha (ahora ya no sabe escribir con el izquierdo).
  • Mi hermana:Ella es diestra para escribir y prácticamente para todo pero curiosamente, cuando se trata de comer, solo sabe coger el cuchillo con la mano izquierda. En realidad, el hecho de que fuese diestra, hizo que tardase mucho en poder cortar ella su comida ya que siempre le enseñaban a cortar con la mano derecha. Un día, cogió el cuchillo con la izquierda y... ¡Tachán! se obró el milagro.
  • Yo misma: En principio soy diestra pero tengo bastante estabilidad y fuerza con la izquierda. Os puedo asegurar que aunque escribo con la derecha (y lo he hecho siempre) tengo serios problemas para mantener el equilibrio si he de soltar el manillar de la bici o la moto con la mano izquierda cosa que no me pasa si suelto la mano derecha.
Ya no me pongo a mirar lateralidades de ojos, oídos o pies pero solo con estos ejemplos ya veis que puede incluso ser mejor en algunas situaciones que no se haga la clasificación como si fuese algo irreversible, que no todo es blanco o negro.


¿Vosotros cuando y como os disteis cuenta de si vuestr@s hij@s eran diestros o zurdos? ¿La gente de vuestro alrededor también tenía estas ansias por averiguarlo?

10 comentarios:

  1. A mí siempre me ha dado igual, lo he hablado porque me gusta conocer la personalidad de mis niños y cómo evolucionan y lo comento pero da lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en realidad no pasa nada por comentarlo. Nosotros explicamos muchas veces la anécdota de mi hermana con los cubiertos pero no hace falta analizar cada uno de los movimientos de una niña de un año.

      Eliminar
  2. Hola
    Por qué siempre pasa esta situación?
    Estamos viviendo la misma situación con mi hijo de 12 meses... Todos apuntan a que es zurdo y pues yo lo veo muchas veces trabajar con las dos manos.
    Bueno yo no tengo eso tan pendiente, igual es algo normal para mi. Debemos esperar a ver que pasa jajaja Saludos y bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente la misma situación. Ya veo que es otra de esas frases típicas que dicen aunque no hayas preguntado. Reconozco que esta no me la sabía, gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Ay me has recordado que con el mío hicieron lo mismo cuando era bebé, su padre y su abuela todo el día diciendo que si era zurdo.Y yo pensaba, ¿Y que mas da? me parece una chorrada preocuparse por algo así. La verdad es que es algo en lo que no había vuelto a pensar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso son sobre todo sus abuelos paternos y mi abuela. Cada vez que coge la cuchara con la mano izquierda es un: "si que usa la mano izquierda esta niña".
      Aunque suene a tontería, es un consuelo ver que es algo que pasa amenudo, gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. Oye, te he estado buscando en twitter porque quería hacerte #FF y no te encuentro, tienes cuenta alli?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, de momento acabo de empezar con facebook y según como vea iré añadiendo. La verdad es que nunca he usado twiter así que tendría que hacer un poco de autoformación primero pero si me animo te aviso ;)

      Eliminar
  5. Creo que es pronto para situarlo, no? Mi hijo hasta los dos años era "ambidiestro". En la familia materna y paterna hay muchos zurdos y varios diestros. Finalmente a los dos años y pico comprobamos su predilección por el uso de la derecha en el 90% de las acciones, aunque chuta el balón con la izquierda ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo en que es demasiado pronto aunque al parecer, todo el mundo a nuestro alrededor tiene prisa por averiguarlo. Muchas gracias por compartir la experiencia.

      Eliminar