jueves, 16 de junio de 2016

7 normas para aplicar el BLW

Ya os he hablado varias veces del BLW pero ahora quiero explicaros algunas "normas" que deberíais seguir si queréis utilizar este sistema de introducción de alimentos.

En las últimas semanas, he hablado con varias madres que quieren utilizar este sistema pero que por otro lado, están muy influidas por el entorno y no tienen presente ciertas pautas realmente importantes. Aquí os explico 7 de estas pautas que a mi parecer, son primordiales (por supuesto, todo es desglosable y seguro que se podrían sacar muchas más pautas).

1) Confía en tu bebé

Muchas veces la aplicación de este método fracasa por el miedo de los padres. Si el niño tose o hace una arcada, enseguida corremos a intentar sacarle el trozo de comida y retiramos lo que este comiendo en ese momento.

Lo siento, pero el niño va a toser (todos nos atragantamos alguna que otra vez) y va a hacer arcadas porque aún no domina la comida y a veces, se le cuela más atrás de lo que el quería. Dicho esto, el reflejo de arcada de los bebes esta más cercano a la entrada de la boca que el de los adultos lo que significa que cuando un bebé hace una arcada, no está tan cerca de ahogarse como pensamos. Prueba de ello es que, una vez expulsa el trozo que le ha dado problemas, si puede, se lo vuelve a meter en la boca como si tal cosa.

También debemos confiar en que escogerán bien los alimentos que necesitan. Si un día no comen carne, pues ya la comerán otro día. Y lo mismo con la verdura, la fruta,...

De verdad, si confiamos en ellos, descubriremos de qué son capaces. Además, esto lo podéis trasladar a muchos otros aspectos de la vida del bebé.

2) Ten Paciencia

En algunos casos, ten mucha paciencia. Es muy probable que al principio el bebé no coma, puede que ni siquiera se meta la comida en la boca pero has de darle tiempo. También puede ser, que si que se meta la comida en la boca pero que en lugar de tragar, la escupa o que se dedique a estudiar como caen los trocitos de comida sobre el suelo, la trona, su ropa,...

En nuestro caso, hemos de tener mucha paciencia cuando I se mete algo en la boca pero no sabe como comérselo aún así que se frustra pero tampoco quiere escupirlo, de modo que entramos en un bucle en el que hay que ir bien cargado de calma y paciencia.

Las razones para necesitar la paciencia son muchas pero el caso es que por una razón o por otra, la necesitareis.

3) Come sano

Creo que esto se debería aplicar aunque no hablásemos de BLW. Si no quieres que tu hijo coma algo porque es una "guarrada" siento comunicarte que la mejor manera de conseguirlo es que tu tampoco lo comas. De la misma manera, la mejor manera de que tu hijo coma la verdura y la fruta, es que tu también la comas (ojo que no estoy diciendo que sea infalible, que también hay padres que comen fruta a todas horas y los hijos no quieren ni probarla pero son la minoría).

Así que comer lo más sano posible, me parece una buena opción, tanto para el bebé que comienza su andadura por la alimentación sólida, como para el adulto que ha de alimentarse correctamente para afrontar su día a día.

4) Los alimentos nuevos, de 1 en 1

Pues eso, que no introduzcáis un montón de cosas nuevas de golpe porque si algo le hace reacción (que puede pasar), no vais a saber que es y entonces, no podréis evitarlo. Nosotros tenemos la norma de no introducir más de un alimento nuevo al día y en caso de alimento especialmente reactivos, introducimos aumentando las cantidades poco a poco. Por ejemplo, si quiero introducir la fresa, el primer día le doy un trocito pequeño (que pueda notar el gusto pero poco más); el segundo día, le doy un cuarto de fresa; el tercero, media y el último, le doy la fresa entera. Después de esto, tampoco dejare que se pegue un atracón pero ya no lo controlaré tanto.

Una de las cosas que menos me gusta de la alimentación con papillas, es que se introducen muchos alimentos de golpe  y no permite saber si alguno de estos alimentos puede provocar una alergia al niño.

5) Deja que ensucie (y que se ensucie)

Los bebés necesitan tocar para aprender; ¿Qué textura tiene esto? ¿Se destroza? ¿Se aplasta? ¿Puedo morderlo? ¿Esta blandito?... Necesitan tocar, necesitan probar y necesitan ensuciarse.

Otra razón, es que nadie nace sabiendo hacer las cosas y hay que aprender y si para aprender a andar hay que caerse, lo lógico es que para aprender a comer, tengamos que fallar alguna vez. Los bebés han de perfeccionar su motricidad y es normal que al principio se les caigan los alimentos o que sean incapaces de meterselos en la boca y es muy incomodo que mientras tu intentas aprender algo, alguien te este limpiando constantemente o este recogiendo los restos de tus intentos fallidos. La suciedad no va a moverse de donde esta así que puedes esperar a que el bebé acabe de comer para limpiar.

6) Deja que experimente

Tu bebé está descubriendo algo nuevo lo que significa que necesita experimentar. Deja que manipule la comida, que intente metersela en la boca, que la mueva una vez este dentro e incluso que la escupa. Quizá tengamos que contenernos mucho para no decir esa frase de madre: "Con la comida no se juega" pero es que los bebés descubren y aprenden jugando así que para aprender que algo se come y cómo ha de cogerlo, ha de jugar con ello.


No intentes corregirlo ni intentes evitar que manche o que tire cosas, es su manera de aprender y en algún momento dejará de fallar al meterse algo en la boca o dejará de tirar las cosas al suelo.

7) No lo dejes solo

Hay que dejar que el bebé experimente pero todo experimento conlleva su riesgo por pequeño que sea y es por eso que debemos estar al lado del bebé y vigilar que un atragantamiento no vaya a más.

Además de esta razón de seguridad, la otra razón igual de importante es que parte del interés del BLW es que el bebé forme parte de la ceremonia de la comida y por tanto, lo ideal sería que comiese con sus familiares o que al menos, comparta la mesa con estos.

Espero que estos consejos os hayan podido ayudar con el BLW y si tenéis algún otro que consideréis importante dejadme un comentario.

4 comentarios:

  1. ¡Qué bombón! Los bebés al principio no comen más que nada porque el cambio de solo lactancia a la comida, les hace necesitar una adaptación. Luego ya no paran de zampar jejejeje

    Se van a ensuciar sí o sí :) es la edad y les gusta experimentar con todos los sentidos y partes del cuerpo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. En realidad el problema lo tenemos nosotros cuando pretendemos que no se ensucien o que lo hagan todo a la primera.

      Eliminar
  2. Es cierto para aplicar este método debemos tener mucha paciencia y dejar que ellos experimenten lo que comen... Saludos @MadreNovata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es casi el punto más importante.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar