martes, 31 de mayo de 2016

Consejos de padres




Hace unos días, leía en el blog de otra mami un post sobre lo que ella llama crianza (ir)respetuosa. A parte de estar de acuerdo con lo que menciona en su post, me hizo recordar algunas situaciones que he vivido desde que soy madre y que están bastante relacionadas con la idea que expresaba batmami en su blog.

Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo: http://amordebatmami.com/crianza-irrespetuosa/

Mencionado esto, me pongo en situación. Todos conocemos a alguien que haya sido padre o madre antes que nosotros. Por supuesto, todos nos aconsejan sobre cómo criar a nuestros hijos sin que les hayamos preguntado nada pero esto es bastante habitual si hablas con casi cualquier persona sobre la maternidad o paternidad, al parecer, todo el mundo sabe cuidar de tu hijo mejor que tú.

El caso, es que me he encontrado con un tipo de padres que no sabía que existiesen y son aquellos que te explican sus vivencias dando por hecho que las tuyas seguirán el mismo camino. Van más allá de simples consejos si no que son comentarios del tipo: ya verás cuando... o el mío empezó así y...

Lo siento mucho por decepcionaros pero ni mi hija tiene el mismo temperamento que vuestros hijos, ni nosotros, sus padres reaccionamos a todo de igual manera que vosotros de modo que quizá el desenlace (y en algunos casos incluso el comienzo) de nuestra historia, puede ser completamente distinto al vuestro. 

Os pondré algunos ejemplos:


  • Cuando empiece con las papillas verás para dársela, verás lo que se mancha, verás que lío,...: Ahora que I ya tiene 10 meses, obviamente ya no la oímos pero me hacía especial gracia ya que teníamos decidido optar por la introducción libre de papillas (BLW) antes incluso de que naciese la pequeña. Estos discursos eran muy típicos de aquellas parejas que ves 1 o 2 veces al año y al final, ni siquiera les interrumpía para explicarles que queríamos introducir la alimentación complementaria sin papillas si no que dejaba que soltasen su discurso (que parecía casi preparado como el discurso de un político) y asentía muy educadamente mientras pensaba en mis cosas y no me enteraba prácticamente de nada (tengo la capacidad de poder desconectar mi cerebro de aquello que no me interesa y que parezca que sigo atenta).


  • Necesitaréis un esterilizador, un cochecito concreto porque es de 3 piezas o se puede poner a dos ruedas o cualquier otra cosa , un andador, un humidificador, una vajilla especial, (poned cualquier otra cosa aquí): Como buenos padres primerizos, hemos comprado alguna cosa más de la cuenta como un cochecito con capazo que casi ni usamos (I nació en pleno verano y en seguida la pusimos en el grupo 0) o un peluche anti-giro para la cuna que al final utilizamos pero con otra finalidad. En fin, que si no nos bastábamos nosotros solos, teníamos ayuda. Uno que si mira que cochecito de 3 piezas que hemos comprado pero solo esta este, otro que si necesitaremos el esterilizador para todo lo del bebé durante los primeros meses, la de más allí que si un andador para que se pueda mover antes (debo confesar que además, soy anti-andadores), que si un humidificador por las noches, que si una cuchara larga para darle de comer, que si esto que si lo otro,... Y después, te das cuenta que lavando bien las cosas con agua y jabón, no necesitas el esterilizador, que, como la niña nació en Agosto no necesitas el gorro que tanto te han dicho que ibas a usar, que como en tu casa se pone poco la calefacción (y nada por las noches) no necesitas humidificador,...


  • Ya veréis cuando la cambiéis a su habitación, necesitaréis una vaya para la cama por si no quiere cuna,... Creo que ya he comentado alguna vez que I es la niña más feliz del mundo durmiendo en su cuna y en su habitación. De hecho, la primera noche que durmió sola en su habitación, durmió 6 o 7 horas del tirón (con 5 meses) así que sobra decir que parece que la niña esta comodísima en su cama. En cambio, cuando la metíamos en la nuestra, se ponía a berrear como si la estuviésemos matando. Esto ha cambiado un poco ya que, como ha estado algún día mala, la hemos acostado con nosotros y hemos conseguido que se calmase y ahora, alguna mañana de esas que se despierta a las 6 de la mañana, podemos meterla en la cama grande y dormir un poco más. El tema es que ni lo pasó mal con el cambio de habitación, ni hemos tenido que poner una vaya para que duerma con nosotros, ni siquiera para esos días puntuales.


  • Aún es pequeña, a la nuestra le pusimos el chupete cuando empezó a chuparse el dedo: El dedo da mucho de sí. Hacer pipa creo que es uno de los grandes miedos de los padres y supongo que por eso son muchos los que les acaban dando el chupete a cambio del dedo y luego vienen y te dicen que acabarás igual. No se muy bien si lo hacen por justificarse ante los demás por haberle dado el chupete al bebé, si es que piensan que todos los bebés han de llevar chupete para evitar que se chupen el dedo o que es lo que pasa pero mi hija no ha querido nunca chupete y no voy a forzarla. 


  • Todavía es pequeña pero la nuestra empezó así con el dedo y ahora solo duerme de esa manera: La otra versión, son los padres que te meten miedo diciéndote que su hijo empezó así y ahora todo es un infierno porque no puede dormirse sin chuparse el dedo o pellizcar el codo de alguien (esto es verídico). Estos padres me resultan muy graciosos porque a pesar de admitir que tienen un problema en casa, en lugar de buscar maneras de solucionarlo, son tan altruistas que se preocupan de que tu lo hagas bien. Me hacen especial gracia por una razón, no creo que se deban dar consejos si no son solicitados pero si me estas admitiendo que lo has hecho mal, ¿Por qué debería confiar en tus consejos? En fin, que ninguno somos padres perfectos pero quizá por eso, lo mejor es abstenerse de repartir consejos a cualquiera que tenga un bebé en casa.
  • ¿Y no tienes grietas en los pezones? ¿Y no te duele?,...: Ya sabéis que el tema del pecho da para mucho. En este caso, el tema no va referido al bebé sino a la madre. Mi decisión ha sido darle el pecho a mi hija y continuo dándoselo (dejar claro que no tengo ningún problema con aquellas mujeres que por la razón que sea han dejado el pecho o no se lo han dado nunca) y al parecer, otras madres esperan que tenga los mismos problemas que ellas tuvieron en su momento. No diré que la lactancia haya sido un camino de rosas todo el tiempo pero no he tenido grandes grietas y, a pesar de algunas molestias, tampoco he tenido grandes dolores. Lo que sí pasamos, por cierto, son varias de las crisis de lactancia o brotes de crecimiento de los que, casualmente nadie dijo nada (para algo que podría haber sido útil, a nadie le ocurre o nadie lo dice).

No se si los discursos de estos padres están ligados a recordarte su veteranía (en muchos casos tan solo de unos meses más que tu), si es la manera de justificar sus acciones ante ti o quizá ante ellos mismos por haber tomado una decisión con la que puede que no estén 100% de acuerdo. No se si se trata de que si sigues sus pasos es que ellos han hecho lo correcto y si no lo haces, parece que estés poniendo en duda su forma de crianza.

Sea como sea, tendemos a olvidarnos que nuestros hijos son diferentes aunque tengan la misma edad (o parecida), que nuestras situaciones son distintas, nuestras formas de ver la vida, nuestra casa, nuestra forma de comer, nuestros trabajos, y un largo etcétera de cosas que cambian de una pareja a otra. ¿Entonces, lo más lógico no es pensar que la crianza de nuestros hijos también será distinta?

¿Vosotr@s habéis conocido también a alguno de estos padres? ¿Cómo ha sido vuestra experiencia?

4 comentarios:

  1. Cuando empecé a ser mamá no tuve ningún discurso y viví lejos de mis padres. Aprendí leyendo en internet y siguiendo mi instinto. Luego con los demás hijos me basé en la experiencia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, el tema del instinto ha sido un gran descubrimiento, no tanto como la idea idílica si no, como gran ayuda para tomar decisiones respecto a mi hija. De hecho, hace poco comentábamos con unos amigos que el mejor consejo es seguir tu instinto.

      Eliminar
  2. mil gracias por tu mención! espero que sigamos a nuestro instinto y nos olvidemos de esa gente que habla de respeto y respeta bien poco! un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada! Al menos estaría bien que todo esto nos haga reflexionar y no hagamos lo mismo nosotras con otras parejas. De esta manera, poco a poco creo que ira disminuyendo la gente que opina sin derecho.

      Eliminar